Mitos y realidades sobre contraer deudas

¿Qué te provoca escuchar la palabra ‘deuda’? ¿Existen las ‘deudas buenas’ y las ‘deudas malas’?

Para cualquier persona, adquirir un compromiso financiero es una decisión sumamente importante, pues además de ser una actividad a largo plazo, implica  la toma de ciertas medidas en nuestra vida cotidiana que pueden llegar a agobiarnos, impactando principalmente en nuestro flujo de efectivo. A esto, debes sumarle factores externos que crean cierta incertidumbre, lo que vuelven nuestras decisiones algo un poco más complicado.

Constantemente, las personas buscan soluciones fáciles para resolver sus problemas. Sin embargo, al querer escoger el camino fácil, terminan por creer en mitos comunes que vuelven sus problemas aun más grandes.

Si te encuentras en una situación como esta, lo primero que puede pasar es que entres en pánico por las consecuencias que una deuda pueda tener: embargos, demandas, llamadas de cobranza constantes y todos aquellos dilemas que se desencadenan del control interno financiero debido a este tipo de situaciones.

Por ello, en este artículo queremos compartirte algunas de las creencias más comunes sobre la deuda, con el fin de destruir esos mitos que traen grandes problemas a nuestras finanzas.

Mito #1: Todas las deudas son malas

Este mito es completamente FALSO. Las deudas son buenas si se utilizan para realizar inversiones que generen un valor a largo plazo, pues éstas van a contribuir para que tu patrimonio se incremente. Un gran ejemplo de una forma inteligente de adquirir una deuda es la hipoteca de vivienda, pues te permitirá asegurar tu inversión y tener comodidades, no solo para ti, también para toda tu familia.

 

Mito #2: Utilizar dinero de un crédito para invertir es una mala idea

La mejor forma de usar un crédito es en una inversión grande y significativa que sea una manera de obtener cierta rentabilidad. Por ello, utilizar el dinero de un préstamo es una de las recomendaciones principales de los expertos en finanzas personales, pues así aseguras tu dinero y de paso tu futuro. 

Así que si vas a adquirir una deuda, es importante tener muy claro en qué vas a invertir para que no se convierta en dinero ‘de bolsillo’, porque este mito es FALSO.

 

Mito #3: Es posible consolidar tus deudas

Algunas veces, a medida que crecemos, adquirimos ciertas obligaciones que, aunque pequeñas, se convierten en una serie de pagos a diferentes entidades que nos complican un poco la vida.

Para evitar este tipo de trámites existe la consolidación de deudas, un método mediante el cual todas tus obligaciones se concentran en una sola entidad, con una tasa de interés más favorable haciendo tu vida más fácil. Por ello, este mito es VERDADERO.

 

Mito #4: Las cuotas de un crédito son imposibles de pagar

Es común escuchar a las personas decir que se rehúsan a adquirir una deuda, pues creen que no podrán cumplir con las obligaciones de pago mensuales. 

Lo que debes tomar en cuenta es que no siempre es cierto que las cuotas son impagables, por eso es recomendable que antes de adquirir cualquier tipo de deuda te informes a detalle de las condiciones de pago de las mismas, para tener una idea de lo que debes pagar mes con mes y puedas decir con tranquilidad que este mito es FALSO.

 

Mito #5: La aprobación de un crédito es muy largo

Este es uno de los mitos más comunes alrededor del tema de los créditos y deudas. Si bien las entidades financieras realizan estudios de créditos a detalle, no es cierto que recibir una aprobación sea difícil.  Seguramente has escuchado en muchas ocasiones que los trámites son muy tardados y complicados, pero para evitar que eso te suceda y puedas negar este mito, es recomendable hacer un diagnóstico en línea que te permita saber en qué condiciones te encuentras para la solicitud de un crédito. Así que este mito es FALSO, pues no es una misión imposible recibirlo.

 

Mito #6: Desapareces del Buró de Crédito aún pagando tu deuda con retraso

Esto no es del todo cierto. Aunque la institución te otorgue una carta de finiquito si liquidas tu deuda atrasada (con un descuento a la deuda original, por ejemplo) aparecerá en tu historial de Buró de Crédito. Esto significa que quedas marcado y, desafortunadamente, es algo que no informan los bancos a sus deudores.

Esas marcas en tu Buró pueden afectar las oportunidades de obtener mejores financiamientos para futuras necesidades.

 

Ahora que conoces algunos de los mitos y realidades sobre el tema, hay algunos puntos que debes considerar antes de adquirir una deuda:

  • No arriesgues tu futuro: quedar con una marca en Buró de Crédito puede evitar que obtengas financiamientos a futuro.
  • Analiza si está dentro de tus capacidades realizar esos pagos mensuales.
  • Conoce la tasa de interés anual de las distintas opciones y compáralas.
  • Conoce los términos de tu crédito y sus condiciones de pago. En ocasiones, pueden hacerte descuentos especiales si pagas de forma anticipada.
  • Trata de no poner en riesgo tu patrimonio o tus relaciones familiares dejando avales o garantías.
  • Si te exigen un pago antes de recibir cualquier tipo de crédito, no se trata de una institución confiable.

Apóyate en YAYDOO para lograr tus objetivos

Hoy en día, la tecnología nos brinda un sinfín de herramientas digitales que pueden ayudarnos a facilitar nuestros procesos. La digitalización empresarial ha dejado de ser una alternativa para convertirse en una obligación si quieres que tu compañía se vuelva competitiva. 

Es el momento perfecto para innovar y reinventar tu empresa. Por ello, es importante optar por el uso de herramientas que hagan más efectivos los procesos. Tal es el caso de  YAYDOO, que ayuda a las empresas a estructurar y mejorar sus procesos empresariales. 

¡Deja que nuestras funcionalidades, asistencia y experiencia te ayuden a funcionar de forma  inteligente! Mejora tu flujo de efectivo y liquidez en piloto automático con las soluciones que tenemos para ti.

¡Contáctanos! Solicita ya una demo gratuita.

Publicar un Comentario

3 × one =