Chess game business strategy concept

Ejercicios fáciles para tu rutina de trabajo

Hay días en los que es habitual sentirse completamente fatigado y sin energía, a pesar de no haber realizado esfuerzos físicos importantes. Pero si pasamos la mayor parte de nuestra rutina de trabajo en nuestra silla, ¿por qué nos sentimos tan adoloridos o cansados? Si te sientes identificado no te preocupes. No estás enfermo, solo necesitas incorporar algunos ejercicios en tu jornada diaria que te ayuden a prevenir esta situación.

El desgaste: una rutina de trabajo monótona

Es probable que diario estemos de 8 a 10 horas sentados en la misma posición en nuestra oficina o escritorio frente a la computadora. Esta situación puede desencadenar diversos problemas que afectan no solo a nuestro rendimiento, sino también a nuestra salud:

  • Estrés
  • Dolor de cabeza
  • Fatiga visual
  • Hinchazón o inflamación en los tobillos
  • Dolores de espalda o de diversas articulaciones

Este grupo de afecciones son consideradas como enfermedades ocupacionales, y todos somos propensos a padecer alguna de ellas en diferente intensidad (dependiendo mucho del tipo de trabajo que hagamos). Es por tal razón que se recomienda realizar una rutina de ejercicio que te permita estirar o estimular los músculos de nuestro cuerpo con el fin de evitar estos malestares. Aquí te dejamos algunos ejemplos que puedes realizar sin necesitar  nada más que tu silla y tu disposición.

Ejercicios que puedes hacer desde tu silla

  • Inclina la cabeza hacia la derecha hasta casi tocar tus hombros. Procura mantener esta posición unos cinco minutos  y luego repite lo mismo para el lado izquierdo.

Movimientos de cuello

  • Realiza movimientos circulares con el tobillo. Es recomendable hacerlo en ambas direcciones.

Hombre tocándose el tobillo

  • Estira los brazos, hacia arriba y hacia adelante (¡cuidado con la pantalla!). Junta las palmas de las manos y realiza movimientos de arriba hacia abajo sin flexionar los codos.

Estiramientos en la silla

Ejercicios que puedes hacer usando tu silla de apoyo

¡Pero eso no es todo!, puedes realizar ejercicios de estiramiento también sin estar sentado (de hecho, es recomendable que también los hagas). Aquí hay algunos ejemplos:

  • Estando de pie, separa las piernas unos 15 cm  y contrae el abdomen. Luego  inclina la espalda y estira los brazos. Puedes realizarlo por un par de segundos.

Estiramiento de pie

  • Estando de pie también, sube la rodilla a tu pecho y sostenla por unos segundos. Luego repites el mismo procedimiento con la otra rodilla.

Estiramiento de rodillas

En conclusión, lo ideal es poder realizar una rutina de ejercicio en tu espacio de trabajo de forma habitual. Así notarás que poco a poco esas molestias generales desaparecerán poco a poco.

¡No descuides tu salud!

Si te interesan más consejos o tips que puedan ayudarte en tu rutina de trabajo consulta nuestro blog. Ahí encontrarás más información de interés de este y otros temas.

Para más  información también puedes consultar www.yaydoo.com


Comments are closed.